¡A todos nos gustan las flores! Y es que, además de bonitas, aportan vida, color, aroma, e incluso pueden mejorar nuestro estado de ánimo y reducir nuestro estrés, perfectas para la decoración de interiores, ¿no crees? La única desventaja es que, claro, son seres vivos que necesitan cuidado especial y no a todos se nos da eso de ser el señor o la señora de las plantas. Por eso una buena alternativa es decorar con un cuadro de flores, así obtienes casi todos los beneficios que mencioné antes y te ahorras el mantenimiento, además, puedes elegir tus flores favoritas sin importar el clima, la temporada o la habitación.

Todo espacio puede beneficiarse de incluir flores en la decoración, no queda duda, pero si estás buscando el lugar perfecto en casa para un cuadro de flores, debes empezar por áreas comunes como el comedor para que nadie, ni tus invitados, se pierdan del ambiente armónico y elegante que llenará tu hogar. Y si ya solo te falta decidir qué tipo de flores poner en tu cuadro para tomar la decisión, aquí te dejo algunas ideas:

Flor de loto: La flor de loto es una planta acuática conocida también como “rosa del Nilo”. En el budismo simboliza la pureza del cuerpo y del alma, pero también recibe distintos significados según el color, por ejemplo, la flor de loto azul representa conocimiento y sabiduría.

Magnolia: Las magnolias crecen en árboles que pueden superar los 30 metros de altura y de los que se han encontrado fósiles de más de 20 millones de años. En China, estas flores simbolizan el espíritu limpio y puro, mientras que en Japón se les relaciona con la nobleza y el honor.

Tulipán: El tulipán recibe su nombre del vocablo tülbend que significa turbante, por la forma de la flor cuando está cerrada. Existen aproximadamente 150 especies y aún más híbridos, por lo que no es de extrañarse que también adquieran distintos significados según su color: amarillo de amistad, naranja de felicidad y rojo de amor.

Lavanda: La lavanda es una planta aromática con propiedades también medicinales que se caracteriza por su largo tallo y sus pequeñas flores violetas. Sus diversos usos la han asociado con la eternidad y la belleza, la salud y la curación, la paz y la pureza.

Peonía: La peonía es una flor de origen asiático que recibe su nombre en honor a Peón, médico de los dioses en la mitología griega, y como la flor de loto, tiene distintos significados según su color, por ejemplo, la peonía blanca se relaciona con la timidez, la roja con la riqueza y la rosa con la belleza.

Girasol: El girasol es una planta originaria de Centro y Norteamérica que recibe su nombre por su capacidad de seguir la posición del sol. Transmite alegría, vitalidad y positivismo, pero también recibe significados más espirituales, por ejemplo, la búsqueda constante de luz.

Si alguna de mis ideas te convenció, ¡estás de suerte! Puedes encontrar imágenes preciosas de todas ellas en nuestra colección Flores, ya solo te falta elegir tu favorita para darle vida y color a tu comedor, estoy segura de que le encantará a toda la familia y a tus invitados.