Siempre que queremos decorar un espacio, lo primero que se nos viene a la mente es decorar con fotos familiares, así cuando tus tías visiten tu casa, tu madre pueda explicarles cada una de las fotos donde sales haciendo el ridículo cuando eras pequeño o pequeña. ¡Qué oso! 

Si no quieres pasar por esto será mejor pensar en otra opción. Inmediatamente la segunda idea que llega a nuestra cabeza para llenar nuestra pared es usar cuadros con alguna pintura abstracta, porque según los cánones de la decoración, combinan con todo. Y sí, tal vez esta sea una mejor idea que la anterior, pero qué pasa si todos los fines de semana me reúno con mis amigos a ver el partido o la carrera, no quiero que mi espacio tenga un cuadro con una mancha negra y otra amarilla solamente para que la pared no se vea vacía. ¿Puedo decorar con algo relacionado a los deportes sin verme como “el fifas”?

Seguramente esto es más fácil cuando nuestro espacio es un gimnasio, un centro deportivo o un espacio adaptado en nuestro hogar para ejercitarse, pues podemos colocar cuadros de halterofilia, de atletismo o hasta puedes poner un cuadro con tu modelo favorita o favorito para inspirarte cada mañana y obtener ese six pack que tanto quieres.

Volviendo al ejemplo de decorar el espacio donde te reúnes con tus amigas y amigos a ver diferentes deportes, este espacio es mucho más interesante de decorar porque puedes colocar en la pared un collage de cuadros de todos los deportes que ven juntos. Imagina ese muro lleno de cuadros de su equipo favorito, de la carrera en la que ganó su piloto preferido, del mejor jugador del Super Bowl o de aquella final en la que perdiste la apuesta con tus amigos y tuviste que pagar las 10 pizzas de ese día.

Sin duda, el decorar tu espacio con imágenes de deportes diferentes lo hará ver más interesante y dinámico, pues en cada disciplina las formas de los cuerpos, los colores, las formas y las expresiones son diferentes. Por lo que, obviamente, quien entre a esa área se dará cuenta que te gustan los deportes pero que no eres el loco que tiene toda la casa decorada de una sola cosa, su equipo de fútbol. 

Otra idea es que, si tienes un espacio de diversión en tu casa, por ejemplo, un billar, una mesa de ping pong, un futbolito, videojuegos, cartas o juegos de mesa, este espacio es perfecto para la decoración con cuadros de deportes, solo asegúrate que combinen con la paleta de colores que tiene el lugar. 

Así que quita de tu pared esos cuadros abstractos aburridos que te regaló tu abuela y llena tu espacio de lo que a ti te gusta, no tengas miedo de colocar tu deporte favorito en cuadro sobre tu pared.