Tu salón de belleza, sin importar qué tan pequeño o grande sea, debe reflejar la belleza interior y exterior de tus clientes para que así se sientan cómodos de mostrarse en su mejor versión. Lograr esto es mucho más fácil de lo que piensas, por eso aquí te dejo los mejores consejos para tu decoración de salón de belleza:

Decoración Salón de belleza

Espacio: no necesitas tener todo el espacio del mundo para que se sienta como que lo tienes, la clave es utilizar el mobiliario justo y asegurarte de que puedes moverte por el lugar sin tropiezos. Otro consejo es optar por estantes verticales que, además de servir para el almacenamiento de tus herramientas, alarguen visualmente el espacio.

Paredes: ¿Qué mejor forma de llevar vida a un espacio que con colores? Deja volar tu imaginación con pintura, papel, tapiz o incluso pósters que llenen de personalidad tus paredes, eso sí, yo te aconsejo elegir en su mayoría colores claros.

Wall Art

Sala de espera: ir al salón de belleza también puede ser todo un evento social, ¿quién no ha pasado ahí momentos muy especiales junto a amigos y familia antes de una boda, cumpleaños o graduación? Una sala de espera donde tus clientes puedan disfrutar el momento y conectar con sus acompañantes es la clave que te diferenciará de la competencia.

Limpieza: es básico, pero a veces lo pasamos por alto, la limpieza de nuestro establecimiento es algo que puede crear lazos inquebrantables con nuestros clientes o ahuyentarlos de por vida, así que nunca la pierdas de vista.

Espejos: los espejos son indispensables en un salón de belleza, ya que permiten a tus clientes admirar tu trabajo, amplían visualmente el espacio, y son un elemento decorativo muy versátil. Atrévete a combinar distintos estilos de marcos, escribir algunas frases divertidas, o incluso a decorar alguno con un neón led, para llenar de personalidad tu salón.

Decoración Salón de belleza

Paisajes: si algo sabemos en balcru es que un cuadro decorativo nunca está de más, pero en un salón de belleza es especialmente útil para lograr un “efecto ventana” que dará la sensación de un espacio más abierto y ventilado.

Iluminación: al iluminar un espacio lo llenas de vida y sensaciones positivas. Además, ¿qué mejor lugar para una iluminación perfecta que un salón de belleza donde la prioridad #1 es admirar y celebrar nuestra belleza interior y exterior? Así que aprovecha al máximo cualquier fuente de luz natural o artificial que tengas disponible.

Ventilación: la ventilación en un salón de belleza es más importante que nunca porque los olores ahí pueden llegar a ser abrumadores, así que asegúrate de que todo el espacio esté bien ventilado y tus clientes serán los más felices, lo prometo.

Decoración Babrberia

Estimula los sentidos: no cometas el error de enfocarte solamente en lo visual, conquista a tus clientes a través de sus cinco sentidos con música, aromatizantes, bebidas, botanas e incluso actividades para distraer la mente que te ayuden a lograr esa experiencia perfecta de principio a fin. Es lo que todos buscamos cuando acudimos al salón de belleza.

Inspiración: este consejo necesita poca explicación, llena cada rincón de tu salón de belleza con revistas, vitrinas y cuadros decorativos que inspiren y motiven a tus clientes a dar el primer paso hacia una mejor versión de sí mismos.