Si estás leyendo esto probablemente estés pensando en mandar a hacer una frazada personalizada para ti, para regalar, o bien, te acaban de regalar una, y te surge la duda de cómo la puedes usar.  Bueno, la respuesta es muy sencilla, usa tus frazadas personalizadas como prefieras. Una de las más grandes ventajas de tener una frazada personalizada es la versatilidad, la puedes utilizar como mejor se te ocurra, así que deja volar tu imaginación.

Frazada navidad

Por si necesitas tips más específicos de cómo usarlas, aquí te dejo algunas ideas:

Como elemento decorativo en tu cama. 

Las frazadas personalizadas no sirven solo para abrigar, puedes ponerla a modo de sobrecama para darle ese toque único a tu habitación. Aquí lo importante es que luzca. Si por la noche te da frío, puedes poner tu frazada encima de la colcha y las sábanas para cobijarte mejor.

Por otro lado, en época de calor puedes usar el truco de simplemente dormir sobre la colcha y si refresca en la madrugada recurrir a tu frazada. En este caso la ventaja es que al día siguiente no tienes que tender tu cama, ¡ni siquiera doblar la frazada! Simplemente es cuestión de volver a acomodarla para que regrese a su función decorativa.

Frazada balcru

En el sillón de tu sala.

Lo mejor de las frazadas personalizadas es que a través de ellas puedes expresar quién eres, y puedes encontrar la que mejor vaya con tu estilo personal y la decoración que elegiste para tu casa. Poner una frazada decorativa sobre el sillón puede ser un gran complemento en tu sala, y la encontrarás muy útil en las noches de películas o cuando quieras tomar una siesta. Además, se la podrás presumir a todas tus visitas y siempre tendrás tema de conversación contando la historia de tu frazada.

Cobija balcru

Las frazadas personalizadas son un gran elemento decorativo por sí mismas.

¿Qué pensarías de colgar una frazada personalizada en tu pared a modo de cuadro? Esta es una buena alternativa si tienes espacios grandes en tus paredes a los que sientes que les falta algo, y si además eres fan del arte o la fotografía, pero un marco del tamaño que buscas tiene un precio elevado. Sólo imagina a la Mona Lisa adornando tu casa por una fracción del costo de una réplica de buena calidad, o cualquier pintura de la colección de Arte Famoso... El límite es tu imaginación.

¿Te atreverías a darle estos usos a tus frazadas personalizadas?