5 tips para que tu espacio parezca más grande

Habitación decorada con colores fríos

1. Incluye un espejo grande y accesorios de vidrio

Los espejos reflejan tanto la luz de la habitación como el espacio frente a ellos, haciendo que se sienta mucho más amplio y luminoso. 

Con los objetos de vidrio sucede algo similar, además de evitar que el espacio se vea saturado, dan la ilusión de que todo detrás está más lejos de lo que realmente está.

2. Elige pocos muebles grandes en lugar de varios pequeños

Coloca los muebles grandes cerca de la pared dejando siempre unos centímetros de separación, así evitarás que el espacio parezca apretado o dividido. Para liberar aún más espacio, elige piezas multifuncionales y con espacio de almacenamiento.

Incluye muebles bajos y con patas visibles, parecen mucho más ligeros y hacen que la habitación se sienta despejada y amplia. 

3. No bloquees la entrada de luz de tus ventanas

Lo ideal es mantener las ventanas descubiertas para permitir la entrada de luz pero, cuando no sea posible, utiliza cortinas delgadas y claras para no saturar el espacio. Además, colgarlas desde el techo hasta el piso hará que toda la habitación parezca más alta.

4. Utiliza colores claros (y aprovecha las ilusiones ópticas)

Una paleta de colores monocromática, neutra y clara ampliará visualmente tu espacio, sobre todo si incluye colores fríos como azul y verde. 

Para maximizar el efecto, utiliza el color más brillante en superficies específicas para engañar a la vista según las necesidades de tu espacio:

– En pared frontal y piso, dejando laterales y techo claros, para ganar espacio.
– Solo en piso para alejar las otras superficies, creando una habitación más ancha y alta.
– En pared frontal para reducir profundidad y ganar amplitud, o en las dos laterales para conseguir el efecto contrario.
– En todas las paredes, dejando techo y piso claros, para un espacio más alto. 

5. Elimina el desorden

Una habitación limpia y ordenada aportará la sensación de amplitud que buscamos. Deshazte de lo que ya no uses y mantén a la vista solo lo que sea necesario por funcionalidad o estética.

Lo mismo con las paredes, un librero alto o un cuadro decorativo grande pueden ser el toque final perfecto, pero dejar algunas paredes en blanco es importante para evitar que la habitación se sienta abrumadora.

Susi Riesco - 13 de mayo de 2021